5 mejores prácticas para redactar una carta de intenciones en la compraventa de una empresa

Cuando usted compra un negocio como inversor, hay ciertas cosas que tendrá que repasar con el vendedor. Entre ellas, acordar los términos del trato, ejecutar el acuerdo de compra y cerrar la transacción. El cierre de la operación suele implicar la firma de un documento conocido como carta de intenciones. Aunque puede ser difícil entender…

abril 22, 2022 by in

Cuando usted compra un negocio como inversor, hay ciertas cosas que tendrá que repasar con el vendedor. Entre ellas, acordar los términos del trato, ejecutar el acuerdo de compra y cerrar la transacción. El cierre de la operación suele implicar la firma de un documento conocido como carta de intenciones.

Aunque puede ser difícil entender los detalles de un negocio y negociar el mejor acuerdo, una carta de intenciones es una plantilla estándar que cubre todos los puntos principales de discusión.

Una carta de intenciones es un formulario que expresa la intención de celebrar un acuerdo comercial. En ella se describen los puntos clave de una transacción, incluida la cantidad de dinero en juego y el plazo para cerrar la transacción. No es un contrato, sino una forma de que el vendedor y el comprador acuerden los términos de la transacción por adelantado.

En el siguiente artículo se describen seis buenas prácticas para redactar una carta de intenciones al comprar y vender una empresa. Le ayudará a evitar los errores más comunes y a asegurarse de que usted y el vendedor están de acuerdo.

Planificar antes de escribir una carta de intenciones

Cuando compre una empresa, una de las primeras cosas que debe hacer es mantener una conversación con el vendedor sobre los términos de una carta de intenciones. Esto ayudará a ambas partes a ponerse de acuerdo sobre los puntos clave que son importantes en este momento y evitará la ambigüedad en su acuerdo final.

Los objetivos clave de la conversación inicial deben ser identificar los aspectos financieros específicos de la transacción, determinar cuándo se espera que se cierre el trato y acordar quién controlará las actividades empresariales futuras.

Si no está seguro de lo que debe preguntar o anotar, lo mejor es discutir algunas cuestiones con un abogado, como por ejemplo

– ¿Cuánto tiempo estarán dispuestos a permanecer como empleados o consultores?

– ¿Qué sucede si hay una disputa sobre la cantidad de dinero que se debe después del cierre?

– ¿Cuánto tiempo esperan que les paguen?

También es importante que ambas partes tengan claro qué documento se va a utilizar después del cierre. Si ninguna de las partes tiene objeciones, el uso de una plantilla de carta de intenciones estándar puede mantener todo claro.

Considere la posibilidad de incluir una cláusula de escape

Es importante incluir una cláusula que impida a cualquiera de las partes incumplir el acuerdo. Por ejemplo, si usted decide no cerrar el trato, el vendedor puede marcharse sin ninguna repercusión.

Si esto le preocupa mucho, considere añadir una cláusula de escape en su carta de intenciones. Por ejemplo, si usted y el vendedor no pueden llegar a un acuerdo sobre determinadas condiciones del contrato de compraventa, cualquiera de las partes puede marcharse sin consecuencias.

Esto ayudará a evitar que una o ambas partes se aprovechen de la otra en el futuro. Si decide incluir una disposición de este tipo en su carta de intenciones, asegúrese de que no sea vinculante, para que ambas partes tengan un margen de maniobra en caso de que decidan no cumplir con su parte del acuerdo.

Tener siempre un contrato por escrito

Una carta de intenciones no es un contrato, pero siempre debe ir acompañada de un acuerdo escrito. Por este motivo, es importante que cuente con un contrato escrito para asegurarse de que su carta de intenciones cubre todos los puntos principales de la discusión y se mantendrá en los tribunales si esto llega a ser necesario.

Mar breve

1) Sé breve y directo.

2) Asegúrese de que entiende claramente lo que es y lo que no es la carta de intenciones

3) Sé sincero sobre tus intenciones con este acuerdo

4) Aborde cualquier preocupación que pueda surgir en el proceso

5) Documente todo, incluidas todas las discusiones y reuniones

6) Haz que un abogado revise el documento antes de firmarlo

Resumir los términos clave

Una carta de intenciones es un documento que resume los puntos clave de una transacción. No es un contrato, sino una forma de que el vendedor y el comprador se pongan de acuerdo sobre los términos de la transacción por adelantado. La documentación ayuda a evitar la confusión y los errores que conllevan las transacciones comerciales.

1. Resumir los términos clave

Esta es una de las partes más cruciales de cualquier carta de intenciones, ya que ayudará a ambas partes a entender lo que se está discutiendo y acordando. El término carta de intenciones puede significar cosas diferentes para cada persona, por lo que debe detallar exactamente lo que implica este documento de principio a fin.

Por ejemplo, si va a comprar una empresa, hay ciertos detalles financieros que deben incluirse en su carta de intenciones, como la cantidad de dinero que pretende gastar en su inversión. Esto incluye cuánto valdrá su inversión cuando todo esté dicho y hecho después del cierre. Si eres un inversor que busca comprar en un negocio existente, asegúrate de mencionar qué tipo de papeleo necesitan completar antes de poder unirse a la empresa o conseguir su parte (si es el caso).

2. Detallar el acuerdo de compra

Otra parte importante es detallar lo que implica el acuerdo de compra, que podría incluir cláusulas como acuerdos de confidencialidad y acuerdos de no competencia (si procede). Asegúrese de que estos elementos están claramente indicados en su carta de intenciones para que no haya confusión más adelante entre ambas partes. Otros ejemplos son la duración del acuerdo y si existen contingencias o plazos para su finalización.

No tenga miedo de negociar

Negociar los términos de una carta de intenciones no siempre es fácil. Puede resultar abrumador, sobre todo si nunca lo ha hecho antes. Una cosa que ayuda es recordar que el vendedor también querrá negociar. Así que no sea demasiado tímido para exigir lo que quiere.

Sin embargo, al negociar, recuerde que debe mantenerse en su lado. No debes hacer peticiones poco razonables ni obstaculizar los derechos del vendedor de ninguna manera. Si es firme y razonable al mismo tiempo, tendrá mucho más éxito en las negociaciones.

Conclusión

Cuando se compra o se vende una empresa, la carta de intenciones es un documento fundamental que hay que completar. Es el proyecto del acuerdo final y puede ser muy difícil de redactar. Pero debe asegurarse de que la carta se redacte de forma que refleje los mejores intereses de su empresa y le proteja frente a posibles problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.